Arkham Asylum: el lugar donde viven las cosas retorcidas

3120638-arkhamasylum-000

 

Mucho se ha hablado recientemente acerca de aquellas historietas protagonizadas por Batman las cuales representan lo más selecto y destacado dentro del Noveno Arte.

Sin embargo, parece que muy pocos recuerdan a una auténtica obra maestra del formato secuencial la cual, gracias a su naturaleza absolutamente obscura y enervante, se alza como una de las piezas más poderosas de la historia del cómic.

Me refiero a la corrosiva Arkham Asylum: A Serious House on Serious Earth, historieta editada en el año de 1989.

Escrito por Grant Morrison, este tomo nos presenta una dramática situación en la que el personal del macabro Asilo Arkham ha sido secuestrado por una pandilla de reclusos liderados por el Joker.

A cambio de dejar libres a los rehenes, estos criminales desequilibrados exigen que Batman pase una noche dentro de las instalaciones del sombrío manicomio.

Uno de los aspectos mejor logrados de este título es su macabra atmósfera, misma que se aleja de pasividades para presentarnos un relato que se instala de manera firme en el género del terror.

Experimento que le devuelve al hombre-murciélago esa aura transgresora que, a lo largo de los años, lo ha transformado en el personaje más entrañable de DC.

Por otra parte, el arte implementado por Dave Mckean (dibujante al que le debemos algunas de las portadas más representativas de The Sandman) termina por dotar al texto de una estética que se debate entre lo onírico y lo perturbador.

Arkham Asylum es una lectura obligada para todos los que deseen sumergirse en una de las facetas más obscuras de Bruce Wayne.

 

 

 

Compartir: