¿Cuál es la red social que más usamos en México? TikTok a la alza

La red social que más usamos en México

Los mexicanos usamos más internet en comparación con los años anteriores a la pandemia, lo cual también implica que ahora estamos más tiempo en las redes sociales. Aquí te contamos cuáles son las preferidas.

via GIPHY

El reporte más reciente de la Asociación de Internet en México (AIMX) arrojó datos relevantes para conocer mejor los hábitos de los internautas en México.

Por ejemplo, aunque es normal decir que estamos todo el tiempo pegados a internet, la realidad no es tan lejana: uno de cada cuatro mexicanos está más de nueve horas al día conectado, lo cual es más de la mitad del tiempo si contamos las ocho horas de sueño.

El 15.9% de los mexicanos pasan de siete a nueve horas conectados a internet, el 23% pasan de cinco a siete horas, el 22% de tres a cinco horas, y solo el 12% está conectado menos de tres horas al día. ¿Tú en qué porcentaje estás?

Por otro lado, ocho de cada 10 mexicanos mayores de seis años son usuarios de internet, de acuerdo con cifras del Inegi de 2022, es decir, casi 97 millones de personas. En 2019, antes de la pandemia por COVID-19, había 79.5 millones de usuarios de internet en el país, aproximadamente siete de cada 10 habitantes mayores de seis años.

Mientras que en 2019 el 82% de los internautas mexicanos accedían a redes sociales, en 2022 esta cifra subió a 84.8%, o sea que prácticamente ser usuario de internet es sinónimo de ser usuario de alguna red social. ¿Pero cuál utilizamos más?
 

via GIPHY

La red social más usada en México

En 2023, el 95.6% de los internautas mexicanos tienen una cuenta activa en Whatsapp, 7.7% más que en 2022,  aunque para la gran mayoría es más un servicio de mensajería que una red social.

En ese sentido, es importante entonces destacar que la segunda red social más utilizada en México es Facebook, ya que 84.9% de los internautas tienen una cuenta activa, sin embargo solo creció 2% respecto al año pasado. 

Sigue Instagram en tercer lugar, con 76.2% de usuarios activos entre los internautas mexicanos subiendo fotos y stories, número que duplicó respecto a 2021.

En ese mismo rango de tiempo TikTok con sus filtros y videos instantáneos escaló de 15.3% a 44.2% de usuarios de internet en México con una cuenta activa en su plataforma.  
 

via GIPHY

 

El porcentaje de usuarios mexicanos con cuenta en LinkedIn también tuvo un crecimiento significativo entre 2022 y 2023: de 6.9% a 49.6% de internautas con perfil en esta red para networking profesional, lo cual refleja un gran interés en ofrecer y buscar empleo después de la pandemia.

¿Para qué usamos las redes sociales en México? 

A pesar de que las redes sociales son vistas como instrumentos de ocio y entretenimiento, después de los años de pandemia han tomado otra relevancia.

Por ejemplo, actualmente el 77% de los internautas mexicanos usan las redes para mantenerse informados y el 76.8% para mantenerse en contacto con amigos y familiares, dos actividades fundamentales en los momentos de confinamiento para evitar el contagio de COVID-19.

El 62.6% de los internautas mexicanos usan las redes sociales para consumir contenido de entretenimiento, el 44.7% para mantenerse en contacto con compañeros de trabajo y el 35.6% para buscar reseñas o recomendaciones de productos, mientras que solo el 6.9% las utiliza para buscar pareja.

Llama la atención que 26.4% de los mexicanos usan las redes sociales para ofrecer sus servicios profesionales, el 16% para buscar empleo y el 12.4% para buscar servicios de salud.

El reporte más reciente de hábitos de usuarios de internet de la AIMX señala que “México atraviesa por un momento crucial para la adopción de la salud digital y la telemedicina”, pero esa es otra historia que te contaremos otro día.

Y ya que llegaste hasta aquí te recomendamos leer nuestra nota sobre tecnofobia, el miedo irracional a los avances tecnológicos.

13 estilos para enseñar, ¿sabes cuál es el tuyo?

estilos de enseñanza

Te contamos sobre diferentes estilos de ser maestro porque más vale estar preparado: todos tarde o temprano tendremos que enseñar, si es que no lo hacemos ya.

via GIPHY

Los y las maestras son parte fundamental de nuestra vida. Cada vez que aplicamos la regla de tres, damos brazadas en la alberca o sabemos cuál es la capital de Dinamarca, entendemos la importancia de la persona que nos transmitió ese conocimiento y consiguió que fuera parte de nosotros.

Cada persona recuerda con mayor o menor cariño diferentes tipos de enseñanza. Por ejemplo, algunas personas recuerdan con más afecto a la maestra que les inspiró a seguir su pasión, mientras que otras evocan al maestro exigente que les hizo sufrir con regaños.

Otras personas prefieren recordar a la maestra que les tuvo paciencia y les imprimió confianza y nunca falta quien trae a la memoria con más cariño al maestro que cancelaba las clases pero que los hizo fuertes como autodidactas.  

Independientemente de las maestras que le hayan tocado a cada quien, existen algunos estereotipos de profesor que nos ayudan a describir los diferentes tipos de enseñanza que hemos vivido. Y, en este sentido, el cine es el producto cultural que más ejemplos de profesor nos ha dado.

via GIPHY

 

Los estilos para enseñar en el cine

El ícono del profesor inspirador lo tenemos en el personaje John Keating –interpretado por Robin Williams– en La sociedad de los poetas muertos (Peter Wier, 1989), quien no solo logra que sus alumnos aprecien la poesía sino también a cuestionar la realidad.

Otro tipo de profesor inspirador lo vemos en Dewey Finn –interpretado por Jack Black– en Escuela de rock (Richard Linklater, 2003), que a su manera un poco cuestionable pone a todos sus alumnos a tocar en una banda pero también levanta sus autoestimas.

Ya que hablamos de música, el maestro más exigente de los últimos años que se nos viene a la memoria es Terence Fletcher –interpretado por J.K Simmons– en Whiplash (Damian Chazelle, 2014), que lleva a sus alumnos hasta un punto límite. 

En un nivel más abajo en cuanto a exigencia pero igual de férreo con la disciplina tenemos al profesor Miyagi de Karate Kid (John G. Advilsen, 1984), interpretado por Pat Morita, y el cual es un ejemplo del maestro difícil al que le tienes cariño al final.

Como ejemplo de maestra dulce que ayuda a sus alumnos a obtener confianza tenemos a Jennifer Honey de Matilda (Danny Devito, 1996), interpretada por Embeth Davidtz. Otro ejemplo de este tipo de maestra, aunque desde un punto de vista más realista, es Louanne Johnson –interpretada por Michelle Pfeiffer– en Dangerous Minds (John N. Smith, 1996).

En televisión tenemos la serie Abbott Elementary (Star+) como un catálogo de las diferentes maneras de ser profesor, ya que si bien no vemos estilos de enseñanza como tal, sí vemos los diferentes tipos de personalidad que pueden transmitir conocimiento: la ñoña, la cínica, el cursi, el serio o incluso la que está más interesada en redes sociales.

via GIPHY

 

Todos somos maestros

Se dice que todos somos maestros de los demás, ya que incluso sin darnos cuenta podemos darle una lección a alguien que necesitaba la palabra justa en el momento exacto. Pero realmente no tenemos el control sobre ello.

Hay veces en las que sí nos toca ser maestros de manera consciente, ya sea porque debemos capacitar a una persona en el trabajo o porque tu hijo te pide que le enseñes a andar en patineta, tarde o temprano llega el día en el que te toca transmitir conocimiento.

Tenemos los ejemplos que hemos visto en el cine, lo que nos tocó vivir, pero quizás una clasificación te sirva para comprender cuál es tu estilo.

Un estudio de la Universidad de Huelva en España recopiló distintos estilos para enseñar de diferentes investigaciones a lo largo del tiempo.

Estilos para enseñar

  1. Autocrático: decide todas las actividades y tareas. Evalúa de forma individual.
  2. Democrático: decide junto con los alumnos y evalúa los resultados en función del grupo.
  3. Laissez-faire: deja que los alumnos decidan y solo interviene cuando necesitan consejo.
  4. Dominador: impone las órdenes a la fuerza y no acepta decisiones de los alumnos.
  5. Integrador: crea un ambiente amistoso en el que predomina el reconocimiento o el elogio.
  6. Instrumental: orienta su actividad docente a los objetivos de aprendizaje.
  7. Expresivo: busca satisfacer las necesidades afectivas de sus alumnos, tomando en cuenta su rendimiento y relaciones sociales.
  8. Instrumental-expresivo: combina el interés por la enseñanza con su inquietud por las necesidades de sus alumnos.
  9. Directo: expone las propias ideas, impone su autoridad y competencia.
  10. Indirecto: toma en cuenta las ideas de los alumnos y promueven el diálogo.
  11. Progresista: rechaza los métodos utilizados con la intención de lograr la autodisciplina y desarrollo personal de sus alumnos.
  12. Tradicional: se preocupa por el control del rendimiento y no toma en cuenta a los alumnos.
  13. Mixto: Una combinación de los dos anteriores.

Sea cual sea tu estilo de enseñanza recuerda que lo más importante es tener los pelos de la burra en la mano, o como dijo Aristóteles: el único signo exclusivo de un conocimiento profundo es el poder de la enseñanza.

Y ya que llegaste hasta aquí, te recomendamos checar “Cómo consultar contenidos de salud seguros en internet”.

¿ChatGPT viene por tu empleo de redactor? Úsalo a tu favor

Chatgpt chatbot inteligencia artificial

Te contamos tres maneras de convertir a los chatbots de inteligencia artificial como ChatGPT en tus aliados y no en una amenaza.

via GIPHY

El chatbot ChatGPT se convirtió en la nueva sensación de redes sociales porque es capaz de redactar desde un poema costumbrista hasta un ensayo sobre inteligencia artificial, sin ningún costo y en segundos. 

En marzo de 2023 tuvo más de 1,600 millones de visitas de acuerdo con el portal SimilarWeb, con un promedio de casi nueve minutos por sesión.

Para ponerlo en contexto, en marzo de 2023 ChatGPT recibió un cuarto de las visitas que recibió Twitter (6,600 millones) y tuvo apenas un minuto menos por sesión, también según cifras de SimilarWeb.

¿Pero qué demonios es ChatGPT, por qué acapara las conversaciones y por qué algunas personas se sienten amenazadas?

ChatGPT

La amenaza de ChatGPT

De acuerdo con él mismo, ChatGPT es un modelo de lenguaje de inteligencia artificial desarrollado por OpenAI. La historia comenzó en 2020 cuando fue creado por un equipo de investigadores y programadores de OpenAI en San Francisco, California

El desarrollo se basó en el aprendizaje profundo de un modelo de lenguaje llamado GPT-2, la ampliación de su capacidad de procesamiento y la cantidad de datos utilizados para entrenarle.

Su objetivo es ayudar a las personas a través de la comunicación y el intercambio de información en lenguaje natural. 

“En términos de mi futuro, espero seguir evolucionando y mejorando. Mi tecnología seguirá siendo desarrollada y mejorada por los investigadores y programadores de OpenAI, lo que me permitirá continuar mejorando mis capacidades y habilidades”.

Según sus palabras, espera ser útil para las personas en el futuro, ayudando en la resolución de problemas, la toma de decisiones y la comprensión del mundo en el que vivimos.

“Entiendo que la automatización y la inteligencia artificial, como yo, puedan preocupar a los redactores y otros profesionales que trabajan en el campo de la escritura. Pero me gustaría aclarar que mi función es complementar, no reemplazar, el trabajo de los redactores”.

De acuerdo con ChatGPT “puedo generar texto automáticamente, pero no reemplazar la creatividad, experiencia y perspectiva humana que los redactores aportan a su trabajo”.

“Además, hay muchos tipos de redacción que no son adecuados para ser automatizados por una inteligencia artificial como yo, como la escritura creativa, la redacción publicitaria, la escritura periodística, entre otros. En estos casos, la experiencia y habilidades humanas siguen siendo esenciales”, aseguró el chatbot, ya entrañable para ese momento de la plática.

“La preocupación por la pérdida de empleos debido a la automatización o la externalización de trabajos a otros países es una cuestión legítima que puede ser abordada de manera constructiva y sin caer en el sensacionalismo”.

ChatGPT

via GIPHY

ChatGPT, un aliado

En 360 decidimos darle una oportunidad. Le pedimos tres maneras en que ChatGPT puede ayudar a los redactores y no ser un enemigo:

  1. Ahorro de tiempo: puedo ayudar a los redactores a encontrar sinónimos o alternativas de palabras para mejorar la legibilidad o la variación en el texto. Esto les permite centrarse en la creación de contenido de alta calidad en lugar de perder tiempo en tareas repetitivas.

  2. Mejora de la calidad del contenido: puedo revisar el texto para detectar errores gramaticales, ortográficos y de puntuación. También puedo sugerir mejoras en la estructura de la oración, el tono y la coherencia en el texto.

  3. Tener alguien con quien pelotear: la lluvia de ideas sin límites puede llevar a ideas innovadoras y soluciones creativas. Durante el peloteo de ideas, se alienta a los participantes a compartir todas las que se les ocurran, incluso si parecen poco prácticas o poco convencionales. La idea es crear un ambiente libre de críticas y fomentar la creatividad, la improvisación y la fluidez de ideas.

Tuvimos que pulir un poco el texto que nos entregó –tanto afinando las preguntas como editando– porque fue muy repetitivo en las palabras y también le daba demasiadas vueltas a una misma idea. Sin embargo, quién mejor que ChatGPT para contarnos cómo nos puede ayudar.

Bienvenido, ChatGPT

Después de agradecerle por entregar su texto en segundos (algo que no sucede comúnmente con los redactores), se puso a hablar bien de sí mismo (igual que los redactores):

“Mi función principal es proporcionar respuestas útiles y precisas a cualquier persona que interactúe conmigo. Mi arquitectura, GPT-3.5, es una de las arquitecturas de modelo de lenguaje más grandes y avanzadas del mundo, con 175 mil millones de parámetros”.

En síntesis, nos puede ayudar (o nos obliga) a ser más creativos.

Bienvenido al mundo de la redacción, ChatGPT, ojalá sea el inicio de una gran amistad.

“Espero que esta información sea útil para tu artículo. Si necesitas más información o detalles específicos, estaré encantado de ayudarte”, contestó.

¿Tú qué opinas? ¿Aliado o amenaza?

Ya que llegaste hasta aquí, te recomendamos leer estos Consejos para que tu campaña publicitaria tenga storytelling y sea exitosa