Dicen que todos los cambios son buenos

También dicen que en casa del herrero azadón de palo, este dicho lo he repetido un par de veces en las últimas semanas porque pareciera que hemos estado tan concentradas en trabajar y trabajar para nuestros clientes que, nos hemos –o, mejor dicho, me he– olvidado de nuestro propio espacio para publicar.

Hace ocho años que comencé con 360, desde entonces tanto la agencia como yo no solo hemos crecido y cambiado, sino que casi casi podría decir que hasta hemos mutado, y uno de los resultados –no porqué ya se hayan acabado– ha sido regresar a la senda del bien y ponernos a escribir de nuevo para nosotras, para el blog, para quien quiera leernos y también para ejercitar nuestra cabeza, nuestro corazón y nuestro espíritu de escritoras –y de escritores claro está.

Así entonces, luego de planear, compartir y decidir con todo el gran equipo editorial que permite a 360 ser una realidad dinámica, es que reiniciamos nuestra labor en el blog y en simultáneo hacia el perfil de la agencia en LinkedIn. Generando un cambio en la manera de comunicarnos hacia afuera.

A través de estas notas que estarán apareciendo en dosis semanales, podremos todos aprender un poco más de los usos y costumbres del idioma –por aquello de que cada persona ya escribe como la de la gana–; también tendremos novedades y mejores prácticas en ese bonito arte del marketing de contenido; y por supuesto, gustos, preferencias, aficiones y amores de todo el staff, sean cuales sean; y esperamos que sí, estos cambios sean buenos.

 

 

Los juguetes que nos hicieron y nos siguen haciendo…

Por Susana Tamayo / Directora Editorial en 360 

 

 

Desde una galaxia muy muy lejana

The Toys That Made Us, para quienes no tengan idea de qué va, es una serie documental de ocho capítulos disponible en Netflix. Un entretenido y nostálgico recorrido por la historia de los juguetes que nos han hecho lo que somos -bueno, más o menos- y de los que algunos, aún siguen siendo coleccionistas ya sea por convicción o porque tienen hijos con los que desean compartir parte de su historia.

No voy a escribir una reseña de la serie, porque en verdad, vale la pena verla, pero viene al caso la referencia porque el primer capítulo cuenta la historia detrás de los juguetes de Star Wars, las figuras de acción, los increíbles vehículos y por su puesto… el halcón milenario; y ahora, más de cuarenta años después, Hasbro trae a México la “nueva” línea vintage de 3.75 pulgadas.

A lo largo de este 2018 los fanáticos de ayer y de hoy podrán tener entre sus manos tres colecciones diferentes de la saga desde el episodio 1, para sumar un total de 14 figuras fabricadas con un alto nivel de detalle, distintos puntos de articulación, empaque de colección y como broche de oro… el logo de Kenner. Estoy segura de que algunos de ustedes entenderán perfecto porqué es tan especial.

Esta edición limitada se puede adquirir en El Palacio de Hierro

¡Que la fuerza los acompañe!

 

Todas queremos ser princesas o… ¿no?

Por Susana Tamayo / Directora Editorial en 360 

 

 

La boda del Príncipe Harry con la actriz norteamericana Meghan Markle – hoy los Duques de Sussex – ha despertado en nosotras – hablo por las mujeres, y algunos hombres, en mi entorno próximo inmediato – una nueva manera de mirar las historias de amor en las que por momentos o periodos muy extendidos dejamos de creer que en realidad existen, salvo, por supuesto las de Disney, con las que hemos crecido y por las que quizá ya habíamos perdido la ilusión.

En mi caso, aún recuerdo cuando los medios de comunicación explotaron tras la noticia de que Jennifer Aniston y Brad Pitt – la pareja perfecta y favorita de América – se separaban; era dificilísimo concebir que eso pudiera suceder, porque entonces ninguna de nosotras tendría siquiera una mínima esperanza por sostener una relación exitosa. Sí, sé que es exageradísimo, pero en enero del 2005 era la peor noticia para recibir el año nuevo.

Desde entonces – claro, desde muchas decenas de años atrás – los amores públicos de las estrellas de la farándula y de la realeza alimentan mes con mes los medios de comunicación y ahora las redes sociales; si bien no siempre resultan en éxitos rotundos, sí crean historias para reír, llorar, soñar y de vez en cuando envidiar, como esta de Harry y Meghan.

Con el feminismo y la figura de la mujer independiente, fuerte, valiente, aguerrida que no necesita que nadie “la rescate” – inevitablemente pienso en la princesa Peach atrapada en el castillo de Bowser esperando por Mario –  también han llegado decenas de conceptos que anteponen la antigua institución social del matrimonio. No sé en qué momento una situación se ha peleado con la otra, en qué momento el amor, en cualquiera de sus formas quedó en medio de la línea de fuego. ¿De qué diablos estoy hablando?

Simple, la historia de Harry y Meghan nos viene a refrescar la memoria: una mujer independiente, trabajadora, inteligente sí puede ser una princesa, – en el fantástico sentido de la palabra por favor – enamorarse, encontrar a un “príncipe azul” y vivir felices para siempre. Sin que nada de eso ponga en riesgo la identidad, las creencias o los valores que defienda. Ser ruda y valiente está bien, pero también lo está hacer equipo con otro, permitir que cada uno cumpla con su rol como le venga en gana y por qué no: vivir una historia de amor, sea lo que eso signifique para cada uno.

 

 

Nota: este texto me parece, es resultado de una sobredosis de boda real, espero no herir susceptibilidades ni atentar contra los artículos de algún manifiesto feminista.

 

 

Depeche Mode y punto

Por Juan Luis Gómez / Arquitecto, amigo de 360 

 

 

Año 2000 y México no era como lo pintaban en aquella película del mítico Héctor Lechuga: Todo lo pinche contrario.

A mis 14 años, y tres pelos en pecho (por que ahora ostento 5), mi educación musical se limitaba a lo que escuchaba en RadioActivo 98.5, lo que me dijo mi mamá que era lo correcto (Led Zepellin y The Rolling Stones) y lo que los petardos de mis amigos escuchaban.

¡Recuerdo perfecto que escuchaba el programa del Cha! En un viejo radio AIWA cuando escuche esa batería aguda seguida de la distorsionada guitarra y la potente base del bajo.

Por primera vez en mi vida estaba escuchando a Depeche Mode.

Useless, el último single de uno de los mejores discos de los 90: ULTRA, me rompió la madre en el momento exacto que Dave Gahan comenzó con su lírica.

Para ese entonces, la canción era considerada como “un clásico” con solo tres años de existencia. No entendía realmente de dónde, ni el porqué de esta canción, no sabía quiénes eran y no supe cómo encontrarlos.

Grabé el último minuto de la canción en un casete (que hasta la fecha tengo). Sí, yo fui la última generación que hizo eso.

Lleve ese casete a una comida familiar en donde Javier, mi primo, con 10 años más que yo seguramente sabía de quién se trataba.

Todo meco, corrí al radio de la cocina y le pedí por favor que escuchara esos 60 segundos de grandeza. Javier sonrió, y me llevó a su estudio.

Me entregó un CD con esa portada que parecía salida de una película de Tim Burton, y desde ese día entendí quiénes eran.

Descubrí en Tower Records y Mix Up, un sinfín de discos y sencillos de la mítica agrupación británica y durante años, me volví adicto a su música, todo esto siendo un adolecente fanático de los Gallagher.

Depeche Mode es parte de lo que soy, de mi historia y fue durante muchos años, sinónimo a la musicalización de mis errores, de mis aciertos, de mis fiestas y de mis lágrimas.

Lo que pasó hace unos cuantos días en la Ciudad de México es un recuerdo de esa época, pero traído a mi vida adulta. Lloré cuando tocaron Useless, y lloré de gusto y lloré un chingo.

Al parecer la gente ha dejado de recordar cuando fue la primera vez que escucharon “esa” canción, y obviamente, no encuentran una historia con qué asociarla, lo cual, vuelve un poco triste y fugaz a toda la industria.

La música es eso: simple y sencilla asociación y por eso, gracias DM, gracias por todo.

 

Imagen vía Straight

Desde Noruega Hanne Tveter 

La destacada cantante de Noruega  está en México para realizar exclusivas presentaciones haciendo un recorrido por la época dorada del jazz y algunos éxitos de su discografía que incluye temas de compositores mexicanos y de Latinoamérica. Alex Mercado, pianista de la escena actual del jazz en México y reconocido a nivel internacional, acompañará a Hanne en estos conciertos especiales de inicio de año.

Como primicia Hanne Tveter dará a conocer en México una selección de temas de esta nueva producción de jazz realizada en Madrid, que será su quinto álbum en solitario presentando clásicos del jazz con fusión de flamenco y jazz-latino y cuenta con reconocidos músicos y arreglistas como el pianista cubano Pepe Rivero y el bajista Yelsy Heredia; cada uno con su trío han apoyado a crear el estilo único que identifica este disco. Además participan otros instrumentistas de primer nivel como Josete Ordoñez – Guitarra, Kiki Ferrer – Batería, Ariel Bringuez – Saxo, entre otros.

Los encuentros musicales entre las culturas se han convertido en la marca distintiva de Hanne como artista de jazz y música del mundo; una carrera y varias grabaciones detrás de ella con música latinoamericana, especialmente de Brasil y México, también ha trabajado varios años con su banda de jazz en Noruega con base en Oslo.

El día de mañana sábado 9 de enero se presentará en la sala del Film Club Café. ¡No se la pierdan!

Señorita Pólvora y los contenidos para TV

fotos_capitulo_senorita_polvora_5

Desde el momento que los medios de comunicación existen eran necesarios los contenidos, una cosa ha ido ligada a la otra, la diferencia radica en su calidad y formato. Con el paso del tiempo, la llegada de internet y las redes sociales la producción de contenido se ha exponenciado a tal grado que hoy en día prácticamente cualquier plataforma requiere, para su supervivencia, grandes cantidades de información que le alimenten.

Lo curioso es que cuando pienso en un blog, en una serie de televisión, en un video, en una infografía, en un perfil de Facebook lo que visualizo es texto, para cada medio hay por lo menos un idea escrita que lo sustenta o desde el cual parte. ¿A qué viene toda esta reflexión? Me he encontrado que hay un canal de televisión por cable llamado TNT Series, tal cual es un canal por el cual se transmiten nada más que series de todo tipo, y para llegada la media noche de lunes a viernes aparece “Señorita Pólvora”. 

Esta serie o miniserie, producida por Sony Pictures y distribuida por Televisa, ha resultado ser toda una sorpresa para mi, cabe mencionar que solo hablo de mi muy particular opinión personal, y aunque el tema es recurrente porque trata sobre carteles y mafia, conforme avanza se va convirtiendo en un enredo de venganza, intriga, violencia y drama. Sí, debo confesar que estoy “picada” y que no me importa desvelarme para saber qué sucederá con Valentina, M8, la Pantera y los patrones.

Recuerdo hace un año quizá que había un gran espectacular con vista a Viaducto que anunciaba el lanzamiento de la serie, y es que el nombre es pegajoso, así como la canción de inicio interpretada por Carla Morrison. El elenco que también es interesante lo encabeza Camila Sodi, Iván Sánchez y José María de Tavira, con apariciones de veteranos de la televisión nacional como Hugo Stiglitz y Saúl Lisazo.

Entonces, Señorita Pólvora resulta ser un contenido interesante en esta época de sobre saturación, porque hay tanta series hoy en día que resulta casi imposible poder seguirlas todas, antes solo veíamos lo que los canales de televisión nos ofrecían, ahora tenemos a nuestra disposición un sin fin de opciones. Basta con entrara Netflix o ahora a Amazon para encontrarse con una serie nueva casi cada semana.

Si tienen tiempo y ganas de mirar algo made in Mexico con actuaciones bastante buenas, fluidas; producción sencilla pero bien cuidada busquen a la Señorita Pólvora.

Mr. Head un robot artista que me recuerda a Pollock

2015-springStarBurst-005-966x644

Debo confesar que soy admiradora del arte, y que Jackson Pollock figura en mi lista de favoritos que incluye arte abstracto y figurativo; contemporáneo y clásico; y si bien estoy segura que es difícil reemplazar los sentimientos de un artista al momento de tirarse sobre el lienzo, le doy el beneficio de la duda a un ingeniero japonés llamado HYdeJll.

¿Por qué? Es simple, porque ha montado sobre un Roomba -aspiradora que hace sus quehaceres doméstico por sí mismo- un sistema de goteo o de “salpicadero” de pintura que coloca sobre un lienzo para que de rienda suelta a sus ¿instintos artísticos de robot?

Ese ingeniero se ha dado a la tarea de permitir que el ahora artista de casi 15 años use su detallado y preciso sistema para crear arte abstracto, así es, adivinaron: al estilo Pollock. Como podrán observar en las imágenes, la pieza llamada “Spring StarBurst” es un cúmulo armonioso en colores pastel que bien podría colgar en la pared de la sala de mi casa.

El objetivo, según comenta  HYdeJll es lograr que Mr. Head logre su propia exhibición de arte.

Nota: no sé por qué Roomba tendría que ser de género masculino si es una aspiradora, que mi entender tendría que ser una chica por aquello de “la aspiradora”.

geek una revista digital e interactiva

image5

A partir de hoy la manera en la que se percibe la tecnología, la ciencia, los cómics, los videojuegos, el cine y el entretenimiento de culto está a punto de cambiar. Con siete años de historia en el universo de los blogs, geek.com.mx se reinventa para ofrecer una nueva forma de acceder a contenido editorial en modo digital y en modo interactivo: geek, la revista digital, está disponibletotalmente gratis en la App Store a partir de este momento para iPad.

Hemos conservado la esencia que dio vida a geek.com.mx cuando todo comenzó en 2008 y le hemos agregado nuevos elementos que definen cada una de las secciones brindándoles personalidad para que cada que “hojees” geek puedas identificar hacia dónde quieres ir, qué quieres leer y qué puedes esperar; sin olvidar claro que siempre estará geek.com.mx como un complemento y contraparte a la revista digital.

A través de nueve secciones responsivas llenas de interacción como audio, video, galerías de imágenes y gifs, podrás explorar cada uno de los lados de geek como si fuese un cubo Rubik 9X9.

Es momento de dejarte llevar por una nueva experiencia editorial, descarga ahora mismo geek. 

De festivales y exquisiteces en el D.F.


5o FVE- Platón

La ciudad de México es sin duda una de las capitales más grandes del mundo y no solo por su sobre población -insertar risa sarcástica aquí- sino por su rica oferta y variedad de eventos en prácticamente todas las áreas.

Una muestra de ello es el 5to. Festival Vino y Exquisiteces San Ángel, que se llevará a cabo 3 y 4 de octubre en Casa Jaime Sabines. Este evento tiene como objetivo promover la cultura del vino en México e impulsar a productores nacionales.

Algo más o menos similar a lo que ocurre en festivales y vendimias en la zona del bajío de la República Mexicana, pero en esta ocasión sin tener que salir de la ciudad.

Además de vino, están por supuesto, las exquisiteces en forma y sabor de quesos, embutidos, salsas, mermeladas, aderezos, pan, helados y chocolates. Comida preparada y área para comensales: comida mexicana, argentina, peruana, pizzas gourmet y mucho más.

Y para quienes gustan de probar vinos con guía, habrá un programa de catas con reconocidos sommeliers. Así que si no tienes nada mejor que hacer y la lluvia no te representa ningún problema, date una vuelta por San Ángel, un bonito barrio.

 

 

 

Todos somos figuras públicas, ¿cuál es tu excusa?

Según el último estudio realizado por la AMIPCI en abril de 2015 sobre los hábitos del internauta Mexicano, “el acceso a redes sociales ya es la principal actividad online, por encima de enviar/recibir mails, aunque es para un uso mayoritariamente de ocio”, con un 85%. De ahí para 82% de los encuestados tener un smartphone es “muy importante”.

“9 de cada 10 internautas usan redes sociales, principalmente, para comunicarse con sus amigos, seguido del querer estar informado (que ha aumentado significativamente este 2015). La red social por excelencia es Facebook. Twitter e Instagram ganan relevancia en el móvil”.

Si a lo anterior le sumamos una nota que he leído recientemente en el Washington Post, entonces todo tendrá sentido a continuación y justificará el título de esta nota.

Cuando una persona decide abrir un perfil en cualquier red social debería estar consciente de que en ese momento – a reserva de que aplique filtros de privacidad y restricciones – cualquier cosa que publique, foto que comparta o video que suba será público. Y con un gran poder, viene una gran responsabilidad, eso lo sabe el Hombre Araña y también deberían saberlo todos los habitantes de este planeta con un smartphone, acceso a internet y redes sociales.

Carter Reynolds es un chico “común y corriente” de 19 años que vive en Los Ángeles. En su cuenta de Twitter tiene 2.41 millones de seguidores; y en Vine 4.3 millones con alrededor de 770,659,525 loops. Es una súper estrella de las redes sociales por subir videos de 6 segundos. Tiene una legión de adolescentes fanáticas que le siguen a todas partes y que por supuesto, quisieran ser parte del universo del joven Carter Reynolds.

carter-reynolds-shirtless

En junio pasado se “filtró” a través de las redes un video en el que Carter obligaba a su novia menor de edad Maggie Lindermann a tener ciertas prácticas sexuales con él, incluso cuando ella se rehusaba a hacerlo y se sentía incómoda. Carter está enfrentando acusaciones por violación, además de que los medios especulan sobre el final de su carrera en Vine, lo cual creo que no sucederá.

Sin embargo, más allá de lo que ocurra con Carter -que por cierto ya no es novio de Maggie-, su fama y fortuna deben estarse sobre poniendo ante el escándalo que lo tiene en titulares de prácticamente todos los medios, incluyendo el Washington Post; acompañado de unos 7.4 millones de seguidores en SoundCloud en donde además canta, bueno, hace hip-hop.

Entonces, todos somos figuras públicas, sin importar la edad, todos tenemos el poder de grabar videos de 6 segundos haciendo cosas divertidas, tontas, obscenas y nadie puede decirnos que no, nadie puede restringir lo que hacemos, nadie puede dictarnos reglas de comportamiento… somos libres allá arriba de hacer lo que nos venga en gana. Podemos pasar de ser completos desconocidos a estrellas de las redes sociales y conseguir casi cualquier cosa. Los números de seguidores se han convertido en una nueva droga virtual, hay que tener muchos, hay que tenerlos a todos, hay que alimentarlos, procurarlos, entregarles contenido y más contenido no importa cuál sea la calidad. Es como un circo romano digital.

Por tanto no debería de haber quejas ni reclamos ni arrepentimientos ni siquiera sentir un poquito de vergüenza, porque una vez que decides dar clic en enviar, será cuestión de segundos para que ese mensaje, fotografía o video inteligente o estúpido sea visto por lo menos por un par de personas ajenas a uno. El concepto inicial de las redes sociales basado en compartir con amigos, hoy en día se ha dinamizado todo es exponencial.

Qué más da lo que alguien publicó en Twitter, a los dos segundos habrá algo más interesante que viralizar, alguien más a quien criticar o dejar expuesto. ¿Cuál es tu excusa?