Instañam: comida, fotos y food porn

Instagram llegó en 2010 para revolucionar no solo el mundo de las redes sociales, sino el panorama de la publicidad, la tecnología móvil y la manera en que las personas interactúan con el mundo. En términos marqueteros, Instagram fue un disruptor que transformó por completo el acontecer cultural del planeta, incluso más que Facebook en su momento. Somos animales visuales, después de todo, y no hay nada más visual que una cadena de vívidas imágenes (y videos, posteriormente) narrando la vida y obra de una persona común y corriente, el cual de pronto se convierte en el protagonista y estrella de su propia historia, con likes (corazoncitos) como principal muestra de aprobación y admiración.

Como suele ser el caso en este tipo de innovaciones tecnológicas, Instagram comenzó su vida como algo completamente distinto; una plataforma más parecida a una cruza entre Facebook y Foursquare con elementos de gamificación. Sin embargo, el potencial de su aspecto fotográfico prevaleció y fue entonces que sus cocreadores Kevin Systrom y Michel Krieger decidieron rehacer todo y lanzar la app tal y como la conocemos ahora, convirtiéndose en la aplicación de fotografía más popular de la App Store a las pocas horas de su debut, y consiguiendo un millón de usuarios en menos de dos meses.

Hoy en día, Instagram es una auténtica herramienta de comunicación masiva con más de mil millones de usuarios mensuales activos, compartiendo 500 millones de “historias” diariamente… una gran parte de ellas con un suculento platillo como principal atractivo. De hecho, y de acuerdo con un estudio de YPulse, 63% de personas en el rango de 13 a 32 años dicen haber publicado al menos una imagen de su comida en alguna plataforma social, siendo Instagram la más popular en este sentido.

Y es que el food porn (un término empleado para describir esas imágenes de comida tan bien producidas y seductoras que provocan un deseo —y hambre— incontrolables. Y que, al igual que el porno regular suelen lucir mejor de lo que realmente saben) es ya toda una industria consolidada, de la cual se desprenden los sueldos y lujosos estilos de vida de miles de influencers o foodies cuyo trabajo consiste en ir de restaurante en restaurante tomando fotos o videos de su experiencia y su comida, comiendo gratis y presumiendo a sus seguidores lo cool que es ser ellos.

*Artículo realizado por Paulo Bojalil, de 360° para el blog de Pinche Gringo BBQ.

Foto de entrada por Eaters Collective en Unsplash

Cambios en la política de privacidad de Facebook, Twitter e Instagram. ¿Solución o cortina de humo?

Por Mario González / Redactor en 360 para cliente 

 

 

Estos cambios tendrán efecto a partir del 25 de mayo de este año, con la llegada de la nueva ley GDPR.

Con la llegada de la nueva ley GDPR (General Data Protection Regulation) y después del escándalo de Cambridge Analytica, las redes sociales más populares como Facebook, Twitter e Instagram han comenzado a realizar ajustes a sus políticas de privacidad, donde el foco parece estar puesto en el uso de datos personales. Sin embargo, los cambios fueron presentados al usuario mediante notificaciones que, más allá de invitar a leer los cambios, incitaban a solo aceptarlos para evitar la “fatiga” de leer el documento. Por este motivo nos dimos a la tarea de revisar detenidamente esta actualización y compartirte un breve resumen de lo más destacado, para saber si realmente representan un paso hacia la transparencia, o siguen siendo más de lo mismo.

Comencemos con Facebook, quien parece no desistir de sus negocios con terceros, ya que en los cambios destaca que, si bien ya puedes negar que tus datos se usen para mandarte mensajes publicitarios personalizados, no puedes evitar que estos se almacenen. Es decir, que seguirás viendo la misma cantidad de anuncios, pero con la diferencia de que quizá no sean de tu interés. En este sentido, cabe destacar que Facebook hace énfasis en la información relativa a la ideología, religión u orientación sexual, donde el usuario deberá consentir de manera específica si quiere que la red social le sugiera páginas o productos relacionados a ello.

Otro aspecto por destacar es la opción de reconocimiento facial, la cual supuestamente no se activará sin consentimiento del usuario, sin embargo, el texto destinado a ello sólo informa sobre los pros y contras de esta tecnología, dejando disponible solamente la opción de “continuar”. Es decir, que cuando se presenta la notificación, la opción está “desactivada”, pero al momento de dar clic en “continuar”, automáticamente el usuario la activa.

Por otro lado, el caso de Instagram es muy peculiar, ya que la compañía no había actualizado sus condiciones de uso desde 2013. Entre las notificaciones más relevantes, se encuentra el hecho de que la empresa registra cómo se mueven los usuarios dentro de la aplicación o, mejor dicho, saben cómo y qué partes de la pantalla tocan, justificando que es una medida para evitar bots y fraudes, aunque es evidente que se trata de información muy valiosa que podría ser usada de otras maneras.

Otro aspecto que destacar es Instagram Stories, tema que no aparecía por ninguna parte antes de la actualización, y que ahora solo lo hace de forma pasajera en la política de datos, donde solo se menciona en un punto, y pasa desapercibido en las condiciones de uso, pese a tratarse de una de las funciones más populares de la app. Además, a diferencia de Facebook, su red matriz, Instagram no ofrece ninguna opción para editar la información proporcionada, dejando prácticamente dos opciones al usuario: aceptar o eliminar su cuenta.

Por su parte, Twitter no presentó cambios novedosos, aunque sí un formato más claro y explicativo que el de antes, donde redacta detalladamente situaciones como el hecho de que Twitter puede ceder de forma gratuita tus tuits a terceros, así como registrar y analizar todos los mensajes de tu cuenta e incluso localizar tu ubicación.

Como podemos ver, los cambios en las políticas de privacidad en estas redes sociales parecen más una justificación de hechos, que un ajuste en la forma en la que trabajan. Es decir, que al igual que Instagram, la postura de las compañías frente al usuario parece ser clara y definitiva: acepta o márchate. Así que ahora que lo sabes, ¿qué decisión tomarás?

Cómo sacar ventaja del content marketing aun si odias escribir

Por Melinda Emerson, para The Hufftington Post

Escribir no es pan comido para todos. Si batallas para escribir una sola nota para un blog durante días, el marketing de contenido es para ti probablemente lo mismo que sacarte una muela. Afortunadamente, hay diferentes tipos de contenido, y no todos requieren que escribas. Puedes incluso descubrir que tu público empatiza más con estos otros tipos que con un post de blog, así que diviértete creándolos.

 

Alternativas al mundo de la escritura

Aunque el contenido escrito no se agota, quizá estemos alcanzando un punto de fatiga. ¿Un remedio para esos larguísimos posts? Imágenes. Sí, las imágenes son contenido y son perfectas como herramientas de marketing si escribir no es lo tuyo.

Hemos visto una avalancha de redes sociales visuales y herramientas en los últimos años. Cada una tiene sus propios beneficios, y te pueden ayudar a conectar con tu público de maneras muy significativas.

 

pinterest

Pinterest

Es genial para obtener apoyo masivo con una sola imagen (y clics a tu sitio web). No estás limitado a publicar únicamente fotografías, sino que te puedes poner creativo y compartir texto o infografías. Entre más impactantes sean visualmente, más pins ganarán.

 

 

120410025045-instagram-iphone-coffee-story-topInstagram

Esta red tiene 300 millones de usuarios muy activos. Es un gran sitio para postear fotos de tus productos, “detrás de cámara” y gráficos, pues la gente podría darles muchos likes y compartirlas. Pon atención a lo que la gente comparte de tus competidores, e imita los tipos de contenidos.

La diseñadora de interiores y fotógrafa Lori Andrews ha ganado más de 19,000 seguidores por sí misma. Se enfoca en imágenes hermosas, algunas relacionadas con su trabajo, otras no, con las que la gente se identifica. No se trata de un gran gancho de marketing.

 

563259_periscope_twitter

Periscope

Otra novedosa herramienta de marketing visual es Periscope. Provee live streaming a través de su app móvil con el que puedes hacer lo que quieras: hablar con tus fans, construir tu producto, anunciar un evento especial.

Ryan Holmes, CEO of Hootsuite, ha usado Periscope para interactuar con los seguidores de su marca. Cada semana, hace streaming desde su oficina y permite que los usuarios le pregunten cualquier cosa acerca de Hootsuite.

 

snapchat

SnapChat

Si estás intentando conectar con los millennials, las palabras no son tan efectivas como las imágenes. SnapChat es lo último en una larga línea de aplicaciones móviles trendy. Los usuarios pueden mandar videos o imágenes, que desaparecen luego de ser vistos.

Las compañías encuentran poco a poco formas innovadoras de conectar con los usuarios a través de esta herramienta. El servicio de entrega de comida a domicilio GrubHub sigue ganando legiones de fans simplemente por compartir promociones, imágenes “detrás de cámaras” y regalos.

 

Tips para contenido visual

Aunque puedas disminuir la cantidad de tu contenido escrito al implementar más herramientas visuales, no estás del todo a salvo. Combinar imágenes y artículos te puede traer mejores resultados. De hecho, el contenido con imágenes relevantes obtiene 94% más de vistas que el que no tiene. Así que juntando los dos, puedes dar un gran golpe.

visual-content

Maximiza cada cualidad visual, también. Si tienes una foto para Instagram, compártela en Facebook y Twitter asimismo, para alcanzar más público. Sin embargo, trata de encontrar una manera de hacer que cada update sea original para cada red, para que la gente no sienta que le estás dando contenido redundante a través de todas tus plataformas sociales.

Invierte en un diseñador profesional. Las fotos de stock tienen su lugar, pero no son lo que te traerá cientos de likes y shares. Gráficos customizados, imágenes sin texto o infografías son lo que más llama la atención de la gente, así que busca un diseñador que pueda hacer imágenes únicas.

Mezcla tu marketing de contenido usando imágenes por sí solas, así como para apoyar tus contenidos. Le gustarás a más gente, y quizá te puedas dar un break al escribir.

¿Lo ves? Ser adepto al marketing de contenidos no requiere que tengas un título de escritor. Es más, ni siquiera tienes que escribir. Con las herramientas adecuadas de contenido visual, aún puedes atraer a nuevos clientes y construir tu marca en línea.